equidad-inclusion-cultural.jpg

This blog post is also available in English.


Durante el Mes de la Herencia Hispana, rendimos homenaje a la historia, la cultura y las contribuciones de varios países Hispanos/Latinx. Me siento extremadamente honrada y agradecida de poder llamarme miembro de esta comunidad. Nombres como Cesar Chavez, Dolores Huerta, Sonia Sotomayor, y Alexandria Ocasio-Cortez tienen mucho peso en todo el país y más allá por sus grandes contribuciones y defensa en varias áreas que van desde los derechos de los trabajadores agrícolas hasta la política. Estos activistas, junto con muchos otros, me han dado el privilegio y la oportunidad de comprender la importancia de ser trabajadora, la perseverancia y la voluntad de luchar por lo que creo. Han sido sus historias y las historias de tantas personas importantes que se han cruzado en mi camino, que me han permitido navegar con éxito el sistema de educación superior a pesar de las barreras.

Perseguir una educación superior no es una tarea fácil, incluso en las mejores condiciones. Aparte de la tensión financiera y los desafíos académicos que enfrenté, recuerdo vívidamente el miedo a perder mi identidad en un intento de tener éxito en Michigan State University (MSU). Asistir a una institución predominantemente blanca como persona de color vino con un choque cultural intimidante. Durante una visita de fin de semana a mi casa, apenas un mes después de mudarme a mi dormitorio de MSU, me di cuenta de que estaba batallando con hablar español, mi lengua materna. Ese descubrimiento me hizo sentir como si estuviera empezando a perder una parte de mi identidad, lo que fue seguido por sentimientos de vergüenza, culpa y resentimiento. En un intento por enfrentar estos sentimientos, me acerqué a amigos cercanos y compañeros y comencé a compartir mi historia, solo para darme cuenta de que esta experiencia no era exclusivamente mía. En realidad, muchas personas de culturas subrepresentadas viven situaciones muy similares a esta, pero a menudo sienten que son las únicas personas que experimentan esto.

Estoy muy agradecida con mi familia y compañeros que me ayudaron a comprender mi hermosa cultura y me ayudaron a desarrollar una comprensión clara de mi identidad. Su amor y apoyo me permitieron navegar los desafíos de la cultura de MSU sin dejar de apreciar y preservar mi propia identidad y cultura.

Si bien mi historia ilustra uno de los diversos desafíos que tuve que combatir como latina, es solo uno de los innumerables desafíos que yo y otros estudiantes universitarios de primera generación, estudiantes de bajos ingresos, y estudiantes de color debemos superar para asistir a la universidad y poder completar un título. Los datos sugieren que el sentido de pertenencia es un factor importante para el éxito de los estudiantes; debemos reconocer y confrontar que las instituciones les han fallado a muchos estudiantes, como a mi también. Experiencias como la mía continúan sucediendo en los campus universitarios de todo el país, y es nuestra responsabilidad seguir luchando por la equidad y hacer que las instituciones rindan cuentas por la forma en que apoyan a los estudiantes Hispanos/Latinx, así como a otros estudiantes para los que el sistema no está diseñado servir.

Experiencias como estas son las que han guiado mi vida y mi pasión. A través de estos desafíos, reconocí la necesidad de que los estudiantes tengan recursos y una guía para navegar la experiencia universitaria. También ha sido la razón por la que he decidido unirme a una organización que cree que "la universidad es para todos", trabaja para implementar prácticas de equidad y aboga por la equidad entre todos los estudiantes, especialmente los estudiantes universitarios de primera generación, los estudiantes de bajos ingresos, y estudiantes de color. Es evidente que hay mucho que celebrar durante el Mes de la Herencia Hispana, y todos los días, ya que hemos avanzado mucho, pero debemos tener en cuenta que la lucha no ha terminado. Debemos seguir abogando por nuestra gente, tal como lo han hecho nuestros predecesores por nosotros a lo largo de los años.